Club Finder of Treasure
  Los Buscadores de Tesoros Profesionales
 
Un buscador de tesoros "profesional", ¿existen?, ¿que elementos le dan esta categoria a las personas?, ¿realidad o simple egolatría en el sentido que al ser profesional, uno se distingue entre el resto de los buscadores?

Buenas preguntas, como en todo hoby o actividad profesional, siempre encontraremos a personas con mayor experiencia, pero la cuestión es deducir si existen los buscadores de tesoros "profesionales". Bien, de entrada, habrá que asumir que no existe un concepto oficalizado o normado sobre que elementos hacen a un buscador de tesoros que sea profesional, por lo tanto, en este tema me permitiré hablar desde mi perspectiva solamente, abierto a que este equivocado u otras opinones por supuesto.

Vayamos por órden, acudí al diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, el término de "profesional" viene aqui descrito con variantes aunque en un mismo sentido, dicho concepto es el oficial y hay que reconocerlo:

1. Dicho de una persona que ejerce una profesión.

2. Dicho de una persona que práctica habitualmente una actividad, incluso delictiva de la cual vive.

3.Hecho por profesionales y no por aficionados.

4. Personas que ejerce su profesión con relevante capacidad y aplicación.

Bien, hay algunos elementos que puedo comentar; me parece que el punto número 1 esta claro, inicio con el punto número 2, la palabra que rescato: "ejerce", referida a alguna actividad que se realiza de manera constante, habitual y con esto entramos en el proceso de adquisición de experiencia y conocimientos empíricos y científicos, cual sea método de búsqueda que utilizemos. Palabra clave: CONSTANTE.

En el punto 3 encontramos algo similar, la palabra "habitual", que refiere al mismo sentido de ser repetitivo, y la parte interesante es al final, donde establece que de hecho con esta actividad, la persona o el profesional obtiene algún ingreso para su subsistencia. Palabra clave: CONSTANTE Y MODO DE VIDA.

El punto 4 es más importante, aquí establece que en verdad hay una diferencia entre ser un profesional y un aficionado. Entiéndase que hacerlo de manera profesional, involucra experiencia en el ramo, el cual básicamente requiere de cierto grado de organización y una metodología de trabajo, con un simple fin, abatir costos y esfuerzos para mejorar el rendimiento de su trabajo y por lo tanto los resultados. Palabra clave: DIFERENCIACIÓN.

Y el último, referido a aquellas personas que ejercen sus actividades habituales de manera destacada, la cual demuestra como lo refiere el concepto, capacidad y aplicación en su profesión. Por lo tanto, se deduce que no todo trabajo en cierta área específica es meramente profesional, que puede ser realizado de manera simple y de aficionados, hay pues, elementos que hacen la diferencia entre un aficionado y un profesional. Palabra clave: CAPACIDAD Y APLICACIÓN.

Bien, ahora vayamos siendo más específicos, son pues las siguientes características de un profesional en cualquier área o actividad: CONSTANCIA, MODO DE VIDA, DIFERENCIACIÓN, CAPACIDAD Y APLICACIÓN. Dándole un giro hacia nuestra actividad, entonces surge la duda: ¿hay buscadores de tesoros profesionales?, todo es cuestión de enfoques obviamente, pero si tenemos algunas características que los profesionales poseen, entonces solo resta aplicarlas a nuestro caso en concreto.

Un buscador de tesoros profesional existe, hay personas que logran ese grado de desarrollo en este ámbito tan hermoso, através de los años de experiencia, errores y adquisición de conocimientos empíricos y científicos. Todo este episodio en nuestros años de experiencia se resume en el proceso llamado la "dialéctica", establecido por el filósofo alemán Georg Hegel, el cual básicamente nos detalla lo siguiente, simple de entender, todo aspecto en la vida, cualquiera que involucra tiempo y espacio, tiene un proceso cíclico, el cual es natural y le da la oportunidad al hombre de evolucionar en el proceso de adquisición de conocimientos, esto involucra a los buscadores de tesoros que ciertamente nos sometemos a este proceso sin poder apartárnos, ya que con las constantes prospecciones realizadas, cada uno en sus alcances y limitantes obtenemos este conocimiento de distinta manera, pero siempre sometidas al esquema hegeliano:

Tésis-Antítesis-Síntesis.

Tésis: existe una realidad, cada uno la percibe en su modo propio, existe y la descubrimos.

Antítesis: siempre hay un elemento opuesto a esta realidad, la cual nos hace aprender de las distintas variedades de realidades que existen, dependiendo del enfoque que se les dé.

Síntesis: este proceso es la evolución de conocer estas realidades opuestas y nos lleva al siguiente esquema de nueva realidad, la cual tendrá su proceso propio y así sucesivamente evolucionaremos en el constante aprendizaje de nuestras experiencias y conocimientos en la noble actividad de buscar tesoros.

Pero hagamos un ejercicio práctico para su mejor entendimiento, utilizaré un elemento muy importante en nuestra actividad: el azogue. Ahora bien, desde mi propia experiencia, la existencia del azogue como un gas venenoso que se encuentra en los tesoros ocultos principalmente, estuvo sujeta a esta dinámica la cual se puede resumir con el esquema de la diléctica:

-Tésis: existe un gas llamado azogue, es venenoso, mucha gente ha muerto por localizaciones accidentales principalmente, es un gas químico compuesto de residuos de mercurio y arsénico que bajo ciertas condiciones generó este componente volátil y cuando emerge a la superficie, por distintas razones entra en combustión y se logra avistar en algunas ocasiones. Tenemos pues, una realidad, algo tiene elementos y antecedentes y es como una esfera en la cual nos encontramos inmersos, llamado pues: paradigma.

-Antítesis: el paradigma del azogue deja de serlo cuando se cuestiona su verdadera existencia aún teniendo todos esos elementos, dicho cuestionamiento es legítimo y ayudar a evolucionar en dicho proceso de adquisición de conocimientos, entonces, la otra realidad, opuesta ciertamente, me dice que el azogue es un mito, que de manera científica para algunas personas no hay posibilidad de que el oro y los residuos de arsénico y mercurio desprendan un gas mortal para los seres humanos, entonces entramos en el choque de paradigmas, nos damos cuenta que hay dos realidades y pueden ser más, ¿que hacemos?: investigamos, acudimos con expertos y profesionales, preguntamos, opinamos, nos documentamos y demás, ahora, una vez superado este proceso de adquisición de conocimientos, viene la última etapa del esquema hegeliano.

-Síntesis: mediante la práctica e investigación, la evolución del proceso de adquisición de conocimientos toma forma y mis dos realidades opuestas cambian por completo, generando nuevas dudas y se vuelve a complementar el ciclo de la dialéctica hegeliana. Cambian en el sentido que mediante la investigación, ahora sé lo siguiente: el azogue, como lo he comentado anteriormente, existe, es un gas que se genera bajo dichas circunstancias, es venoso y que además, al realizar un proceso de recuperación, podemos encontrar no solo este tipo de gas químico, también existen gases de tipo orgánico en el subsuelo que ciertamente son venenosos, por lo tanto, ambas realidades cambiaron, y el conocimiento evolucionó para plantear nuevas dudas como: ¿en que cantidades puede ser dañino el azogue?, que tan volatil es?, ¿que variedades de gases orgánicos podemos encontrar en el subsuelo?, ¿de que manera específica afecta a nuestro cuerpo cuando es inhalado?, ¿que medicamentos se prescriben cuando alguien inhala de manera dañina su organismo con cualquiera de estos tipos de gases?. todo este ejemplo, repito, desde mi perspectiva y experiencia propia, cada uno tendrá la suya y es digna de respeto.

Y así sucesivamente, Hegel nos dice que este proceso es infinito, tal vez nunca encotraremos respuestas atodas nuestras realidades opuestas, por lo tanto, un buscador de tesoros profesional que bajo estas condiciones ha adoptado el conocimientos suficiente para ser eso, un profesional, nunca logrará amasar todo el conocimiento que pueda generar nuestra noble actividad.

Es de esta manera, que nuestra actividad y cualquiera que involucre un proceso cognoscitivo requiere que estemos en constante actualización de cualquier método de búqueda, para estar al tanto y así evolucionar hasta lograr ser buscadores de tesoros profesionales.

Entonces, resumiendo, 1. si en nuestra actividad nos encontramos con diversas realidades, y, 2. con la experiencia y la práctica obteniendo mayores elementos de razón entonces damos ese salto evolutivo y, 3. logramos cambiar esta entrando nuevamente al proceso de aprendizaje constante.

Así, con los años de experiencia y conocimientos, entonces logramos llegar al grado de ser profesionales, los cuales no distiguirán por diversas características que ya se mencionaron como: CONSTANCIA: sin ella, no podemos adquirir conocimiento, MODO DE VIDA: relacionado con la constancia, algunos como hobby otros como medio de ingreso y susbsistencia, DIFERENCIACIÓN: los elementos que los distinguen de los demás, la experiencia y habilidades mayores son algunos, CAPACIDAD: tener los elementos de poder realizar nuestras investigaciones de manera organizativa, y sacando provecho máximo del equipo humano y material presentes en estas, y por último: APLICACIÓN: teniendo una metodología, aplicar las estrategias más adecuadas en nuestras prospecciones en conjunto con nuestra experiencia adquirida en dicho proceso cognoscitivo, la aplicación de este contexto en nuestra función como buscadores de tesoros dará mejores frutos y si no, el proceso se mantuvo y es el ideal y el recomendado para todos los que nos dedicamos a esta noble actividad.

Tal vez todo este rollo este complicado, pero la realidad es simple: los buscadores de tesoros profesionales existen, y tengo el privilegio de conocer a alguno de ellos, destaco a mi amigo el ingeniero Escorcia, mis buenos amigos del grupo Success SMA de San Miguel Allende, los hermanos Trujillo de Guadalajara y su grupo INVESUB, Mario Peña de Lázaro Cárdenas, entre otros.

Por lo tanto, como conclusión, siempre la duda radicará sobre la existencia de buscadores de tesoros profesionales, la existencia de ellos es una realidad, los años de experiencia y la evolución en el proceso de cada uno los hacen llegar a estos niveles.

Es importante tratar on intentar lograrlo, sin en verdad tenemos la pasión por esta noble actividad, hagámos nuestro mejor esfuerzo por ser cada día mejores y ¿por que no?, lograr ese nivel que esta a nuestro alcance, solo se requiere dons cosas simples: ser constantes y aprender de erróres y éxitos.

FUENTE:
GeoTec Prospectiva.
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=