Club Finder of Treasure
  Protocolo de Prospección: exploración
 
1. Exploración:

Esta es la etapa operativa, donde debemos de concentrarnos sobre cada detalle de la exploración, como los pasos anteriores, es importante tenerla bien organizada para no perder información importante.

a. Identificar el tipo y mineralización de terreno: referente a una identificación visual, si estamos en un terreno cuyas características nos hagan pensar que esta fuertemente mineralizado, entonces sabremos los patrones de respuesta y calibración de nuestros detectores.

b. Tomar fotografías de las ruinas y alrededor: en el caso de contar con una cámara digital donde sea accesible la muestra de fotografías. Estas nos pueden ayudar principalmente en lugares como ex-haciendas o conventos, que son grandes en tamaño y distancia, de esa forma ahorramos mucho tiempo en el análisis de los lugares a explorar en vez de trasladarse constantemente.

c. Trazar un plano del área: organizar la búsqueda de manera fácil, pueden repartirse los lugares entre los miembros del equipo para ahorrar tiempo y esfuerzo, enfatizando los lugares que tienen mayor probabilidad de tener un tesoro. Además de resaltar en nuestro plano las señales dignas de análisis. Recuerden que la adecuación del lugar a veces es necesaria, si hay escombro y basura en un cuarto a examinar, será necesario levantar todo y emparejar para tener la más óptimas condiciones para nuestra búsqueda.

d. Planear juntos cronológicamente el trayecto de exploración y descansos: siempre con nuestro plano en mano, se acuerdan las horas a explorar, de ahí se asignan tiempos a cada lugar, de ese modo podremos cubrir la exploración con el tiempo disponible del equipo. Es importante establecer sus tiempos de descanso, tanto para el equipo prospector como para los detectores, normalmente se asignan 15 minutos de cada hora de trabajo.

e. Encendido y ajuste del detector: aquí dependerá de los detectores que se tengan. Cada propietario y técnico en el manejo de los aparatos será responsable de su uso y experiencia que tenga con el mismo. Por lo tanto no se establecen criterios específicos para este paso, repito, depende de la habilidad del manejo del técnico del grupo.

f. Exploración: este es el paso más importante y operativo de todos los anteriores. Tiene su propio procedimiento pero cabe resaltar que no se establecen técnicas de interpretación de señales, nuevamente, es imposible hacerlo, cada técnico conoce su detector y sabrá que criterios aplicar a las distintas circunstancias que se le presenten con el comportamiento de su aparato. Estos son pues dichos procedimientos:

1. Se inicia el rastreo del detector en un lugar acordado, se traza un cuadrante, podemos al menos resaltar las esquinas para tener una referencia. Hay que realizar nuestros trazos paralelos, trazar una línea imaginaria y movernos en línea recta de ida y otra paralela de venida. Hay que hacerlo a lo largo y a lo ancho del lugar de modo que hagamos una cuadrícula y no dejar ni un solo lugar sin rastrear.

2. Después de explorar todo el lugar y tras obtener nuestras señales (si las tenemos claro), vamos marcando en nuestro plano el valor de la lectura que nos da el amperímetro. Es importante tomar la hora del día también, esto influye mucho en nuestras lecturas.

3. Acudimos a los lugares donde tenemos dichas señales a distintas horas del día, la temperatura del ambiente es un factor determinante en el comportamiento de nuestro detector. Podemos analizar marcas en la mañana, en la tarde, a media noche y en la madrugada. Siempre con el plano en mano y anotando la hora y la lectura dada, si varían mucho los valores, entonces no tenemos probabilidades de tener éxito, y en caso contrario, si se mantienen, la señal es contundente por que realmente esta encontrando un objeto metálico en el subsuelo que lo esta haciendo reaccionar de esa manera, hay probabilidades de éxito entonces, pero aún así hay que tomarlo con reserva, nada es cierto hasta que lo tenemos en nuestra vista.

Nota: en esta etapa, dependiendo de la situación de la exploración, se decidirá si continuar con la misma, excavar, volver después o dar por terminada la búsqueda en el lugar, es aquí en este paso donde sabremos si hay posibilidades o no de la existencia de un tesoro en dicho lugar, y así tomar una decisión.

FUENTE:
GeoTec Prospectiva.
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=