Club Finder of Treasure
  Protocolo de Prospección: localización
 
1. Localización:

Después de la exploración y al identificar señales prometedoras en el lugar a distintas horas del día, se piensa en el proceso de recuperación del posible tesoro, o al menos de cerciorarse qué objeto o material nos esta dando una marca prometedora, de ahí que esta etapa tenga también su metodología propia:

a. Resaltar las marcas prometedoras en el plano y enfocarse a ellas solamente: una vez que tengamos las marcas que de acorde a nuestras técnicas de uso del detector, tengamos la suspicacia de que sea un tesoro o algún otro objeto de valor, entonces procedemos en concentrar toda nuestra atención sobre ellas, ignorando ya los demás lugares y canalizar nuestro tiempo a una mejor exploración sobre estos lugares. Si el equipo de investigación cuenta con varios detectores, se distribuye el tiempo y espacio apropiados a cada uno sobre estas señales prioritarias.

b. Aplicar las técnicas anteriores a la excavación: ya ubicados los lugares de detección, entonces se inicia otro proceso de depuración de señales, es el siguiente:

1. Se limpia perfectamente el lugar, revisar detalladamente que no se encuentren objetos metálicos como basura que puedan desviar la atención del detector.

2. Excavamos una profundidad corta de 30cms. con un ancho de 2X2mts. Esto con el fin de remover la basura y minerales que se puedan encontrar en la capa de la superficie y dejar libre el terreno a una detección limpia para nuestros aparatos.

3. Nuevamente encendemos el detector y lo calibramos dentro del lugar, esto es importante por que si lo hacemos afuera los ajustes no serán los apropiados para la detección.

4. Si nuevamente tenemos una señal prometedora, una vez ya aplicadas nuestras técnicas, entonces nos retiramos del lugar. Si no hay una señal como la habíamos tenido anteriormente o el detector reacciona de forma distinta, entonces las probabilidades de que exista un tesoro ahí son casi nulas, no vale la pena seguir trabajando en ese lugar.

5. Pero en caso contrario, entonces procedemos ahora en vaciar cantidades considerables de agua sobre el lugar, una vez que haya permeado al subsuelo volver a hacerlo de modo que ya no traspase más agua. Esto es con el fin de disolver los minerales salitrosos del subsuelo que nos pueden dar una señal falsa, además que el agua es buen conductor de la electricidad y eso nos facilitará la penetración y tener una señal más fidedigna.

6. Teniendo aún así una señal clara, entonces nos retiramos del lugar y seguimos con la metodología, en caso contrario, nuevamente, no valdría la pena seguir explorando, con estas depuraciones tendremos las certeza de la inexistencia de un tesoro al menos en esa parte del lugar.

c. Trazar dimensiones: con el antecedente de tener una señal prometedora después de haber aplicado una depuración de señales, entonces trazamos una dimensión con suficiente espacio para la excavación, la ventilación apropiada para el gas y la combustión, y la retirada del lugar sin encontrar obstáculos; habrá que remover piedras, palos, hierba, escombro etc. Los 2X2mts. pre-excavados son ideales para la extracción, solamente nos restaría acondicionar el lugar con las premisas ya mencionadas.

d. Mascarillas anti-gas: ahora estamos listos para una recuperación, este es quizá el procedimiento más riesgoso por estar expuestos al gas y muy vulnerables ante las personas ajenas, toda nuestra concentración debe estar tanto en nuestra excavación como lo que sucede alrededor de ella como el movimiento de los lugareños. Nos colocamos debidamente las mascarillas, recomendables las especializadas.

e. Excavado: se inicia la excavación, será necesario entonces tener la herramienta adecuada para la misma, al menos pala y pico. Si el equipo de personas es amplio, deberán hacer turnos cada media hora para establecer los descansos sin interrupción, si solamente es una persona o dos se recomienda descansar a demanda.

f. Quema de papeles cada 50cms: este procedimiento es importante, es básicamente ir eliminando el gas que encontremos a nuestro paso, si lo hacemos periódicamente, mayor es la seguridad de eliminar este gas.

g. Confirmar marcas conforme se vaya avanzando: podemos aprovechar al finalizar la combustión, limpiar residuos y pasar el detector para ir verificando la marca, si esta desaparece, seguramente algo en el transcurso de la excavación hizo reaccionar a nuestro aparato de esa forma, por lo tanto la probabilidades de que exista un tesoro en ese lugar son casi nulas, este procedimiento es la última depuración de señal y nos ayuda a evitar esfuerzos innecesarios.




FUENTE:
GeoTec Prospectiva.
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=